Comentarios literarios:

 

Presentación    Comentarios literarios

 

Óscar Colchado Lucio 

(HuallancaÁncash, 14 de noviembre de 1947; Lima20 de enero 2023)

 

DON OSCAR COLCHADO LUCIO EN CAJAMARCA

Escribe Antonio Goicochea Cruzado

La sala de conferencias del Camposanto del Complejo Belén, estaba casi llena, yo, poco antes de las siete de la noche del día 23 de setiembre del año 2016, con la debida antelación ingresé a la sala de conferencias del Campo Santo, del complejo Belén, de Cajamarca y me ubiqué, prudentemente, en la tercera fila de asientos, ya que don Oscar Colchado Lucio, invitado por la Arq. Carla García Díaz, directora de la Dirección Regional de Cultura de Cajamarca, en su afán de difundir la obra de tan egregio personaje, lo había invitado y ahora iba a dar inicio a su Conferencia Nacional : Cosmovisión Andina en la narrativa infantil y juvenil del Perú.

A sala llena y, a la hora prevista, se ubicaron en la mesa de honor la directora de la DRC y el disertante, pero pude observar que había una silla vacía, y noté la preocupación de la directora; ella, llamó al maestro de ceremonias y le dijo algo al oído, acto seguido, éste, se acercó a mi asiento y me susurró que la directora me invitaba a la mesa con el encargo de hacer el comentario al final de la conferencia.

Acepté la invitación, pedí una hoja de papel y lapicero, me acerqué a la mesa y fui presentado a don Oscar, que con amabilidad dijo el “mucho gusto”.

El maestro de ceremonias hizo la presentación del Sr. Colchado, hizo un recuento de la obra del oferente, e indicó que al final yo haría el comentario de la conferencia.

La conferencia fue clara, la seguí con suma atención, e iba anotando frases y expresiones que me parecían más significativas ya que don Oscar lo hizo con lenguaje apropiado, además la adornó con enjundiosas anécdotas y demostrando un manejo magistral del lenguaje coloquial que satisfizo a todos. Sonoros aplausos de la concurrencia demostraron su satisfacción.

El maestro de ceremonias me cedió la palabra, he hice mi participación más o menos en los siguientes términos:

Como hemos escuchado todos, don Oscar Colchado Lucio, tiene una frondosa producción literaria en la que tiene como temática central el niño campesino, al que, con cariño de entrañas, le llama CHOLITO, como los cajamarquinos, también, llamamos a los niños nuestros, aunque ahora la juventud les llama CHIVOLITOS, claro que con el mismo cariño.

Nos hizo conocer cómo es que la comunidad rural ancashina, es regida por los cánones de la cosmovisión andina, que tiene como valores permanentes la ayuda mutua (el ayni) y la reciprocidad, que con visión occidental ahora se ha convertido en el “hoy por mí, mañana por ti” nos habló los saberes de los campesinos, que guardaban los ayarachis, o sabios meteorólogos andinos que, mirando los amaneceres, la salida de las estrellas, predecían el comportamiento climático, lluvioso o seco, con veranillos a veces muy perjudiciales, y conocedores de esas contingencias iniciaban sus sembríos, cultivos y cosechas.

Don Oscar, nos ha traído “kipichaos” sus manifestaciones de identidad, hoy desató su kipi y la cosmovisión andina, como dice Haydecita Quiroz Malca, nos inundó a raudales. Supimos de sus quereres a sus cultivos y animales, a sus arroyuelos y laderas, con los que su Cholito, de ojotas, poncho y sombrero, ha vivido y de su formación andina, que les han dado fuerza a sus acciones. Fueron sus palabras, aromadas de añoranzas

Nos dijo que por los campos, el cantar de su Cholito era acompañado por los de los pajaritos, tórtolas y torcazas y los susurros del viendo en árboles y pajonales y que al escucharlo las flores sonreían.

Así los cholitos aprendieron las palabras que encandilan al calor del fogón de las “tullpas” en la cocina, de la choza hogareña o de las casas de adobe y techos de paja o de tejas rojas. Ellos despedían el día con unción cuasi religiosa, por lo que, a los atardeceres, crepúsculos coloridos, le llaman la hora de la oración, nos trajo la concepción de que el día y la noche, eran concebidos como la dualidad andina que mueve su mundo, así hay cerros hembras y cerros machos, lluvias de mujeres y de hombres. Así el sol “apu” mayor, dador de energía y la luna y las estrellas, que son hermanitas, son reverenciados con unción.

Los cholitos, armados de conocimientos nacidos de su natural relación con su mundo, lo llevan a comprenderlo, así sabían que las culebras, los pajaritos, los perros y aves de corral, anuncian con un comportamiento extraño, con desazón la cercanía de temblores.

Cuanta ternura en sus relatos, con presencia de mariposas saltarinas de cactus en cactus, de flor en flor, en búsqueda de melífera subsistencia. Nos dijo de su inspiración en la obra de José María Arguedas y su amigo Francisco Izquierdo Ríos.

Sus cholitos se sienten orgullosos, porque los Andes, dieron al mundo la papa, el maíz, el tomate, el maní, la quinua, la quihuicha y muchas plantas que ahora son aprovechados por la farmacopea universal. Por ello su enorme su autoestima.

Los cholitos aprendieron que los duelos y los dolores son compartidos; alegrías y sentimientos de uno es de todos. Que las fiestas, también son compartidas, al son de las melodías de las bandas típicas de música. Que la mejor ocasión para hacer compadres eran al, nacimiento de los hijos y las fiestas de “landaruto”.

Don Oscar transpiraba a flor de piel, cariños, amores, empatías con nosotros, que sentimos lo mismo por ser andinos y le hemos comprendido.

Sr. Don Oscar Colchacho, Sra. directora Arq. Carla García Díaz y público en general, tal mi comentario sobre la excelente conferencia, por lo que los felicito con todo mi sentimiento. Gracias.

El Sr. Colchado, me dio un fuerte abrazo, tomó el micrófono y dijo: “En mi recorrido por la nación y de un sinnúmero de conferencias que he dado, nadie ha comentado mis exposiciones, de la manera tan acertada y de altísima calidad como lo ha hecho el profesor Antonio. Por ello retornaré satisfecho, de haber estado en Cajamarca. Gracias.

Cajamarca, 10 de febrero 2023.

 Inicio


Presentación    Comentarios literarios