VALLEJO SE HACE INMORTAL

 

Ir a Presentación    Homenaje a César

 

 

FOLIOS DE LA UTOPÍA

 

 

LA MUERTE COMO ACTO DE CORAJE

 

 

Danilo Sánchez Lihón

 

En suma,

no poseo para expresar mi vida,

sino mi muerte.

César Vallejo

 

 

1. Pero, es más

 

En el poema "Piedra negra sobre piedra blanca", César Vallejo escribe:

Me moriré en París con aguacero,

un día del cual tengo ya el recuerdo.

Me moriré en París –y no me corro–

talvez un jueves, como es hoy, de otoño.

Vallejo murió a las 9.20 de la mañana del día Viernes Santo, 15 de abril del año 1938. Y era un día en que llovía.

Claro, algunos dicen que no acertó totalmente porque él menciona el "jueves", aunque entró en agonía y en estado de coma ese día.

Pero, es más, leamos bien lo que él expresa. Dice: "Talvez un jueves..."

En el ámbito de la literatura no son muchas las referencias de escritores y poetas iluminados que anuncian y predicen su muerte. César Vallejo prácticamente nos la describe

 

2. Estaba despierto

 

 Sin embargo, Juan Espejo Asturrizaga en su libro César Vallejo itinerario del hombre, refiere de otro hecho que aquél denomina: "Una visión premonitoria", acápite bajo el cual relata que mientras César Vallejo se encontraba refugiado en la casa de Antenor Orrego en Mansiche, en Trujillo, en octubre del año 1920, a fin de librarse de la persecución policial por la denuncia que recaía en contra de él y otras personas, acusado de incendio, asesinato y asonada en los sucesos ocurridos en Santiago de Chuco el 1 de agosto de 1920, en palabras textuales nos informa lo siguiente:

   Durante su permanencia aquí César tuvo una noche una visión que lo llenaría de terror y lo angustiaría por muchos días, siendo el tema de sus conversaciones.

Estaba despierto, decía, cuando de pronto me encontré tendido, inmóvil, con las manos juntas, muerto. Gentes extrañas a quienes yo no había visto nunca antes rodeaban mi lecho. Destacaban entre éstas una mujer desconocida, cubierta con ropas oscuras y, más allá en la penumbra difusa, mi madre corno saliendo del marco de un vacío de sombra, se me acercaba y sonriente me tendía sus manos.

 

3. Una escena lejana en el tiempo

 

Estaba en París y la escena transcurría tranquila, serena, sin llantos.

La tremenda impresión que le produjo esta visión que, aseguraba la había tenido perfectamente despierto, lo llevó a llamar desesperadamente a Antenor que dormía plácidamente al otro extremo del dormitorio.

Antenor hizo lo posible por calmarlo, indicándole que se trataba de una pesadilla.

No, no –repetía César–, he estado despierto, como lo estoy ahora, despierto, despierto. Todo lo he visto como te veo a ti en este momento...

Esto sucedió en 1920, en donde precisa, ¡y es asombroso!, que el episodio que acaba de referir, aunque soñado, ocurría en París, un lugar remoto y muy distante en el espacio hacia el cual por más que lo anhelara constituía un sitio remoto improbable hasta de poder llegar hasta él.

Como también era lejana la escena en el tiempo, ya que su muerte ocurrió en 1938, cubriéndose un tramo, de la visión al hecho, de 18 años.

 

4. Murió de esa manera

 

 Pero, aparte de lo profético, hay aquí un rasgo a destacar, cual es el “no me corro”, muestra de coraje del cual está imbuida su vida y su muerte, porque él sabe, ya que es imposible engañarse a sí mismo de lo que uno ha visto en realidad o premonición y la diferencia con lo soñado: que estando en París es donde sobrevendrá su muerte.

Esto indudablemente se relaciona también con el significado que su vida tiene como el voluntariado para hacerse cargo de una misión y una causa, arriesgando en ello la vida, valor que se añade a la tristeza y melancolía natural con que se piensa y medita en la muerte.

En esta vivencia hay una fusión sorprendente entre predicción y constatación, anuncio y cotejo. Ya mirada a la distancia y contemplándola panorámicamente se corrobora cada dato con exactitud que asombra y que él nos diera en su vaticinio:

"Gentes extrañas", las hubo; "una mujer desconocida" –que le intriga saber quién es– corresponde a Georgette;  "rodeaban mi lecho", también fue así y murió de esa manera, en la cama de una clínica.

 

5. Prodigiosa premonición

 

Vemos así cómo se hilvanan sueño y realidad en el intento, inclusive de identificar ya en la escena real, que ocurriera tiempo después, quiénes son las personas que él visualiza alrededor de su lecho.

18 años antes él ve los rostros de las personas que rodean su tarima de muerte, los identifica totalmente porque dice de una de ellas: “... a quien yo no había visto nunca antes.”

 Es difícil imaginar en una alternativa de siete en qué día de la semana uno va morir de manera natural. Vallejo lo señaló y tiempo antes del sueño premonitorio que tuvo lugar en la casa de Antenor Orrego.

Además, lo dejó escrito en “El poeta a su amada”.

Son admirables las coincidencias y significados que se dan en el poema “Piedra negra sobre piedra blanca”, como prodigiosa la premonición en la casa de Antenor Orrego en Trujillo. Pero lo verdaderamente pasmoso es que de los 365 días del año se señale uno y la muerte coincida con ese día entre esas casi cuatro centenas de días:

 

6. Actos esenciales antes de morir

 

 En el poema "El poeta a su amada", escrito el 2 de setiembre de 1917, expresa:

Amada, en esta noche tú te has crucificado

sobre los dos maderos curvados de mi beso;

y tu pena me ha dicho que Jesús ha llorado,

y que hay un viernesanto más dulce que ese beso.

En esta noche rara que tanto me has mirado,

la Muerte he estado alegre y ha cantado en su hueso...

¿Qué más sorprendente?

Allí está la muerte, está él, el Viernes Santo y Jesús llorando.

Pero, es más. Intuyó su agonía en otro ámbito o dimensión, quizá en lo más importante y extraordinario.

¿Cuál es? Realizando actos esenciales antes de morir, como escribir los meses y los días anteriores su poesía más portentosa y abismal.

 

7. Llamó a su madre

 

Talló antes de morir su testamento heroico como es el poema dedicado a exaltar la lucha del pueblo español en el trance de la guerra civil, titulándolo además como la oración de Cristo cuando vislumbra su martirio y final inmolación.

Y hasta previno su posteridad y su vigencia postrera cuando a un periodista que le solicitó una entrevista le responde: "Véame después de mi muerte".

   Este tránsito de César Vallejo culmina retornando en espíritu a su tierra y a su infancia.

Respecto a ello, cuenta la señora Oyarzún –quien en la víspera de su muerte pasó toda la noche velando junto a su cabecera– que a las cinco de la mañana del 15 de abril César Vallejo llamó a su madre.

Y poco antes de expirar, ya en presencia de su esposa y varios amigos, pronunció estas palabras: "España. Me voy a España".

 

8. Voy a mi tierra

 

Otra vez tenemos aquí constancia y fe de ese voluntariado para ir a un país en guerra, en trance de parir, como era la circunstancia por la cual atravesaba España en esos momentos.

De allí que la presencia de César Vallejo hay que imaginarla siempre allí donde el planeta y la sociedad están en lucha ardorosa por forjar su porvenir.

Él está pendiente de todos los pueblos del mundo en revolución. Que ellos sepan que cuentan con un militante grandioso en sus filas: César Vallejo.

Pero, aparte de un pueblo en lucha, España para César Vallejo es su propia tierra, el Perú y Santiago de Chuco.

Lo dice él mismo en un artículo escrito en 1926 al acercarse a dicho país:

...vislumbro los horizontes españoles, poseído no sé qué emoción inédita y entrañable. Voy a mi tierra, sin duda. Vuelvo a mi América Hispana.

 

 

*****

 

El texto anterior puede ser

reproducido, publicado y difundido

citando autor y fuente

 

Teléfonos: 420-3343 y 602-3988

 

dsanchezlihon@aol.com

danilosanchezlihon@gmail.com

 

Obras de Danilo Sánchez Lihón las puede solicitar a:

Editorial San Marcos: ventas@editorialsanmarcos.com

Editorial Bruño, Perú: ventas@brunoeditorial.com.pe

Instituto del Libro y la Lectura: inlecperu@hotmail.com

Ediciones Altazor: edicionesaltazo@yahoo.es

 

*****

 

CONVOCATORIA

 

XV ENCUENTRO INTERNACIONAL

CAPULÍ, VALLEJO Y SU TIERRA

TELÚRICA DE MAYO, 2014

 

LIMA:

MARTES 20

Y MIÉRCOLES 21

 

TRUJILLO:

JUEVES 22

 

SANTIAGO DE CHUCO:

VIERNES 23

SÁBADO 24

Y DOMINGO 25

DEL MES DE MAYO

 

*****

 

PÁGINA WEB

HACER CLIC AQUÍ:

 

http://spanport.byu.edu/faculty/GarciaM/new/CapuliXV.htm

 

*****

 

Teléfonos Capulí:

420-3343 y 602-3988

99773-9575

 

capulivallejoysutierra@gmail.com

dsanchezlihon@aol.com

 

Si no desea seguir recibiendo estos envíos

le solicitamos, por favor, hacérnoslo saber

 Cajamarca. 16 de abril de 2014

 

Inicio


Ir a Presentación    Homenaje a César