Presentaciones de libros:

 

 

 

Ir a Presentación      Presentación del libro “Kumpy Mayu

 

 

 

 

 

“KUMPY MAYU, LA PRIMERA GRAN OBRA DE LA INGENIERÍA PERUANA”

del Ing. Fransiles Gallardo Plasencia

 

 

PALABRAS DEL DR. ING. JORGE ALVA HURTADO, EN LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO “KUMPY MAYU

 

Me es particularmente grato intervenir en la presentación del libro Kumpy Mayu-La primera gran obra de la ingeniería peruana, de mi colega y amigo Fransiles Gallardo Plasencia, para el cual escribí unas palabras finales, donde invito a los ingenieros y estudiantes de ingeniería, a una tarea que considero de permanente necesidad: revalorar las construcciones, que constituyen nuestro patrimonio edificado.

Estas investigaciones a ser realizadas, deben hacerse con una visión de ingeniero, en el análisis, estudio y conclusiones técnicas; de tal manera que se puedan redescubrir sus métodos constructivos y de diseño, dándoles un nuevo valor para la sociedad contemporánea.

También quisiera referirme en estas breves palabras a lo expresado por nuestra muy respetada arqueóloga, antropóloga y educadora, la Dr. Ruth Shady Solis, Directora del Proyecto Caral-Supe, quien con toda la autoridad que sus investigaciones le confieren, respalda la apreciación del ingeniero Gallardo, de considerar al canal Kumpy Mayu, primera obra hidráulica de la ingeniería prehispánica.

Por lo menos, en tanto, no se descubran otras más importantes.

Expuesta la significación, que considero, tienen los estudios sobre ingeniería prehispánica y citada la importancia que reconoce la Dra. Shady al canal Kumpy Mayu, permítanme destacar el aporte multifacético del ingeniero Gallardo, quien además de su labor profesional, tiene una frondosa producción literaria.

Durante mi participación en el Colegio de Ingenieros del Perú, pudimos auspiciar la publicación de algunos de sus libros.

Especialmente recuerdo, aquel donde narra sus experiencias como ingeniero en la época del terrorismo.

El ingeniero Fransiles Gallardo, al que llamo paisano con orgullo, está contribuyendo a la historia de la ingeniería en el Perú, y en especial en Cajamarca, con este libro, sobre el muy reconocido canal, que comenzó a diseñarse y construirse hace cuatro mil años.

El valioso trabajo del ingeniero Gallardo me trae a la memoria dos personajes.

El ingeniero Alberto Regal Matienzo, quien tuvo un papel notorio durante el Gobierno de Augusto B. Leguía; hace cien años publicó en 1936 “Los caminos del inca” y en 1970 “Los trabajos hidráulicos del inca en el antiguo Perú”.

La otra personalidad es el ingeniero estadounidense Kenneth Wright, quien desde 1994, ha escrito y publicado obras sobre la ingeniería de los incas. En Machu Picchu-maravilla de la ingeniería civil de los incas, se interesó en especial por esclarecer como los ingenieros de Pachacutec hacia 1450, garantizaron la provisión de agua y estudió detalladamente el canal que construyeron de 749 metros de largo, con una inclinación del tres por ciento.

La lectura del libro que nos reúne el día de hoy nos aporta valiosa información.

Se remonta a las primeras evidencias del poblamiento peruano y, en ese contexto, ubica a Caral, tres mil años antes de Cristo y contemporánea con las primeras ciudades sumerias en Mesopotamia.

La preocupación del autor es mostrar como la diversidad geográfica, climática y de recursos, demandó a nuestros ancestros, agruparse para trabajar en conjunto y crear tecnologías apropiadas.

En ese marco, se explica la trascendencia del canal objeto de estudio, pues fue construido por ingenieros peruanos, con tecnología propia producto de la relación con otras culturas de la zona, cuyos aportes asimilaron y reelaboraron, para crear nuevos conocimientos.

En otras palabras, en Cumbemayo nuestros ancestros pusieron de manifiesto su capacidad para lograr algo que los peruanos del siglo XXI necesitamos:

Asimilar lo mejor del mundo conocido para crear un aporte propio.

Soluciones nuestras a los desafíos que se nos aparecen en el ámbito de la producción, en la resolución de necesidades sociales.

Y, en general, en el esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de los peruanos y, porque no decirlo, la humanidad en general.

Con auténtico espíritu ingenieril, el autor describe como los ingenieros de entonces, han debido recorrer la zona anotando los detalles relevantes en un probable eje de trazo, determinando el punto inicial o boca toma y el punto final del canal. Nos informa que probablemente plantaron estacas dejando señales para una nivelación posterior.

El tallado de la roca para el canal necesitó de conocimientos artesanales de alto nivel, debido a que mínimos errores en el tallado, originarían serias desviaciones hidráulicas.

También enfatiza que esta construcción, representa la máxima expresión de la ingeniería hidráulica de tiempos prehispánicos en los Andes: por su diseño y construcción, por la implementación de sólidos conocimientos geodésicos, topográficos, astronómicos, de avanzados conocimientos agrícolas e hidráulicos de abastecimiento, uso y tratamiento de aguas y suelos.

Es importante destacar, que la ingeniería desarrollada en el planeamiento, construcción y mantenimiento del canal fue un proceso de muchas generaciones, de acumulación sucesiva de saberes ingenieriles, de prueba y error, de conocimientos transmitidos, y decantación de estos.

Los constructores tenían el reto y estaban en la necesidad de calcular variables hidráulicas como la longitud del canal, la cantidad de agua a conducir, su pérdida por filtración y evaporación, el consumo y las áreas de los terrenos a irrigar y cultivar, para establecer todo ello, para alcanzar en definitiva en definitiva una eficiencia en la conducción del agua.

Espero que estas breves referencias, inciten a todos, a la lectura del libro que estamos presentando y remarque una vez más, los méritos del autor, el ingeniero Fransiles Gallardo.

Muchas gracias 

Inicio


Ir a Presentación      Presentación del libro “Kumpy Mayu