HOMENAJE AL ILUSTRE MAESTRO DON CATALINO TERÁN TERRONES EN BAMBAMARCA

Cajamarca, 19 de Octubre del 2010.

En memoria y reconocimiento a su ardua labor y por ser uno de los más grandes docentes del pueblo, la Municipalidad Provincial de Hualgayoc-Bambamarca inauguró el mausoleo en homenaje al ilustre maestro bambamarquino don Catalino Erasmo Terán Terrones, en el cementerio de esta ciudad, donde descansan sus restos mortales.

La ceremonia se desarrolló el domingo 24 de octubre, con la presencia de autoridades encabezadas por el alcalde Esteban Campos Benavides, integrantes del SUTEP- Hualgayoc, entre otras personas que presenciaron este importante acto.

El profesor César Mejía Lozano, regidor de la comuna edil, en su discurso manifestó que Catalino Erasmo Terán Terrones fue uno de los insignes maestros de este pueblo y que contribuyó con la educación de miles niños que no tenía recursos económicos, pues les brindaba parte de su sueldo para la compra de útiles escolares.

En ese sentido, pidió a los representantes del SUTEP que, a partir de la fecha, todos los concursos importantes que se realicen en esta ciudad deben llevar el nombre de Catalino Erasmo Terán Terrones.

¡Quién fue don Catalino Terán Terrones?

 

CATALINO ERASMO TERÁN TERRONES

 

Nació en Bambamarca el 16 de julio de 1841, fueron sus padres: don Alejandro Terán y doña Justa Terrones; los dos primeros años de educación primaria los realizó en su tierra natal, continuó sus estudios en la ciudad de Chota en donde concluyó además la secundaria. Tenía vocación de maestro, iniciándose como profesor en 1881, en una escuela de Chota; en 1883 trabajó como Preceptor en la Escuela Mayor de niños de Bambamarca, percibiendo un haber mensual de ocho soles. Sentía profundo cariño por la educación de la niñez, en las noches trabajaba en  la sastrería y con esas ganancias compraba material didáctico para poder enseñar, era pues un maestro bondadoso y abnegado modelador que se sacrificaba por dar lo mejor a sus alumnos.  En 1891 enseñaba el segundo grado de educación primaria a 36 alumnos, su haber mensual subió a veinte soles, con parte de este dinero brindaba desayuno a los niños, por ello fue digno de respeto y reconocimiento. Profesor diplomado, su vida la entrego íntegramente a la educación, distinguiéndose como un fecundo maestro, muchos de sus alumnos destacaron y se convirtieron en distinguidos profesionales como el Dr. Gonzalo Bravo Mejía (Pedagogo de nivel internacional), Dr. Manuel García (Ministro de Gobierno), Dr. Desiderio Vásquez Aguilar (Creador de métodos de enseñanza), Prof. Glicerio Villanueva Medina (artista plástico de gran prestigio). Don Catalino fue sin duda forjador de mentes lúcidas, de hombres pensadores y productivos. Falleció el 03 de mayo de 1939 a la edad de 98 años. Maestro del pueblo que aún después de muerto sigue enseñando con su ejemplo.

 Fuente: MEJÍA LOZANO, César. Turismo escolar e identidad cultural en la Provincia de Hualgayoc. Bambamarca. 2005.