COVID-19 y la Nueva Normalidad

 

 

Presentación      Coronavirus

 

"El Coronavirus o COVID-19 nos pone frente a uno de los miedos más grandes del ser humano: el miedo a la muerte despertando un sentimiento de vulnerabilidad poniendo en evidencia la fragilidad humana, a nuestro Ego y aceptar que hay cosas que simplemente no podemos controlar."

 

Por Lic. Martha Kaik (*)

El Coronavirus o COVID-19 nos pone frente a uno de los miedos más grandes del ser humano: el miedo a la muerte despertando un sentimiento de vulnerabilidad poniendo en evidencia la fragilidad humana, a nuestro Ego y aceptar que hay cosas que simplemente no podemos controlar.

El futuro no está escrito aún, nuestra nueva normalidad la estamos construyendo.

Esta pandemia es un fenómeno sin precedentes y de impacto mundial, marcará un antes y un después en la historia de la humanidad. Nos ha movilizado en muchos frentes y el impacto variará según la edad y los recursos individuales como:

§  Estado de salud: nutrición, sistema inmunológico, condición física

§  Estado emocional: antecedentes de depresión o ansiedad, otras condiciones psiquiátricas, estrategias de afrontamiento, resiliencia

§  Situación laboral/económica y educativa de que dispongamos

Un aspecto vital es que esta amenaza no es visible, es un microorganismo que no se ve, pero si podemos ver sus efectos devastadores.

A nivel emocional, el miedo es una emoción que ha permitido la supervivencia de la especie, es funcional porque nos permite afrontar una amenaza.  Es importante reconocer el miedo, validarlo, aceptarlo y no dejarse llevar.

Una vez reconocida la crisis, atravesamos  por un proceso similar al que se vive en un duelo, que no necesariamente van en secuencia y variará en cada persona:

·        Negación: una especie de estupor donde pensamos, esto no nos está pasando, o no me va a pasar a mí. Por ello a muchas personas aún les cuesta acatar las órdenes de restricción.

·        Enfado e ira, ante la percepción de pérdida de control de nuestra vida y el miedo a lo desconocido y pueden presentarse episodios de violencia en los adultos y rebeldía de los más jóvenes.

·        Apatía o desgano, como si nos rindiéramos ante lo evidente

·        Aceptación que nos obliga a tomar conciencia de la situación real que vivimos y a sacar el mejor provecho de la misma.

Se dice que toda crisis es una oportunidad, y esta situación no es ajena a esto.

Las medidas tomadas por el gobierno, han tenido que ser drásticas, frente a la evidencia de un sistema de salud precario que no estaba preparado para afrontar un evento de tal magnitud principalmente en el campo de la salud mental.

Qué hacer:  

·        Dosificar la información y que sea de fuentes confiables.

·        Tener a la mano servicios de ayuda online de apoyo médico y psicológico

·        Reorganizar el presupuesto familiar

·        Mantener una rutina de estudio y trabajo que nos mantenga productivos

·        Mantener horarios de sueño regulares, dosificar el uso de dispositivos electrónicos en los niños principalmente

·        Alimentación balanceada y ejercicio físico, Yoga o meditación

·        Aprovechar para actualizarse, avanzar con los temas pendientes, hacer un biohuerto, aprender algo nuevo.

Lo que viene es  prepararnos para una “nueva normalidad”, no volveremos a la vida como era antes-  Se recomienda continuar con el distanciamiento social, mantener los sistemas de protección establecidos en establecimientos públicos y privados, continuaremos con el teletrabajo, y los estudios a distancia, así como restricciones en las reuniones sociales y familiares, una nueva realidad que todos tenemos que construir.

Esta situación nos ha puesto en pausa, a bajar las revoluciones y vivir en el momento presente, conscientes de nuestra humanidad, a reflexionar sobre nosotros mismos y nuestro propósito.

Ha puesto en evidencia la interdependencia entre las personas (grupos, sociedades, gobiernos), como nos afectamos unos a otros y a nuestro planeta.

El futuro no está escrito aún, nuestra nueva normalidad la estamos construyendo.

(*) Psicoterapeuta INEL

Fuente: Instituto Neuroestimulación de Lima

 

Cajamarca, 19 de mayo de 2020.

 

Inicio


Presentación      Coronavirus