Presentación   Artículos de opinión

 

Las nuevas utopías

Por: G. Guillermo Silva R.

Una utopía, es un lugar que no existe, un sitio imaginario inventado por el pensador ingles Thomas More, en el año 1516. Este personaje, aspiraba a una sociedad ideal, se imaginó a una isla, donde la comunidad irreal tenía una organización económica, política y cultural, la cual difería de las numerosas sociedades de aquella época. Su meta era que, esa comunidad lograra vivir en paz, en armonía y feliz. De un lado, la sociedad que él describe es un mundo bastante puro y con una inmensa moral. Del otro lado, sus habitantes son amables, tranquilos, pero poco inclinados al trabajo.

En 1726, Jonathan Swift publica, Los viajes de Gulliver, donde considera a los seres humanos como débiles y corruptos. Deduce que, si los hombres y mujeres solo tienen esperanzas irrealistas, se mantendrán estancados y terminaran defraudados. Karl Marx (1818-1883), quien empieza su carrera oponiéndose a las utopías burguesas, él detestaba entrar en discusiones sobre el futuro. Según él, lo mejor que un revolucionario podía hacer, era de describir las condiciones necesarias con las cuales el progreso, desarrollo, sería posible.

Comprendemos que, las utopías son importantes y difíciles, porque tenemos nosotros que imaginarnos y estar en posición de decir a nuestros hijos e hijas, que hicimos todo lo que está a nuestro alcance para mejorar nuestra calidad de vida. Aunque el mundo está casi en el mismo estado que cuando lo heredamos, es decir, cuando nacimos y será a ellos de tomar el siguiente desafío, que tal vez se repetirá. Por ejemplo, frente al cambio climático, toda la humanidad está en efecto obligada a unir esfuerzos y los científicos se imponen como los héroes de la aventura. Por eso, se hacen también los viajes a Marte, para convertirla en tierra de cultivos y que se pueda sobrevivir.

Por los años sesenta, se empezaron a imaginar en ciudades utópicas, uniendo la arquitectura con la ecología, donde la ciudad estaba concebida como una organización capaz de vivir en armonía con la naturaleza. Posteriormente lanzaron, la idea de un lugar debajo del mar, bajo la reserva que se desarrollen tecnologías adecuadas. Pensaban construir una esfera sumergible, para que puedan vivir en ella cinco mil personas, que trabajen y se distraigan, con una fábrica de producción de la riqueza submarina.

Actualmente, los jóvenes principalmente tienen que saber cómo integrar la tecnología en su vida, pero no convertirla en su vida. Han perdido la noción del espacio y del tiempo, porque el espacio y su relación con el tiempo han ido cambiando en forma acelerada. Algunos de ellos, piensan en un salario básico universal, otros, en la reducción de la jornada laboral.

Uno de los aspectos más chocantes de, La utopía, de Thomas More, es su actualidad, por la manera que se presentan hasta la fecha, personas sin escrúpulos, corruptos, sinvergüenzas, estafadores, bastardos, es decir, poco inclinados al trabajo honesto, tanto como, en el año 1516. Nos parece que, más fácil es imaginarnos el fin del mundo, que de nuevas utopías.

Guillermo Silva

01/11/2018

Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión