Ética y política

Presentación   Artículos de opinión

Por: Guillermo Silva

Nosotros no podemos vivir sin ética, moral y es por eso que ésta y la política son necesarias. Aunque en esta época, nos es difícil situarnos entre el bien y el mal: la mentira, la corrupción, la tortura y otros aspectos indignantes, no siempre tienen nuestra aprobación.

Las personas existimos solamente al interior de un grupo, de un conjunto social, lo cual garantiza los deberes y los derechos. Si la persona es efectivamente un “animal político”, esto significa que solo puede haber humanidad, en las ciudades, en las Naciones. El resultado, es la sociedad, la cual va a constituir la moralidad de los ciudadanos y no a la inversa. En estas condiciones, el valor del régimen, gobierno, tiene, ante todo, su existencia. Es decir, lo principal es que exista.

Entonces, el problema en un gobierno está en el modo de su organización. Esta supone que las personas inmersas tengan los deseos, intereses y voluntades que concuerden, aunque no necesariamente todos, pero que este resto, no alteren el orden. Es allí, cuando surge el poder, que por naturaleza es desigual para el conjunto. Por eso, se dice que, en una democracia la más pura que sea, hay una sumisión consentida. Entonces, la cuestión fundamental de la política será de saber cómo crear lo justo o de aceptar una injusticia, dando buenas razones, es decir, legitimándola.

La sociedad y la familia no se pueden confundir, porque lo que une a los miembros de una misma sangre, solo existe al nivel político. Aristóteles, había hecho esta observación de que, la unanimidad en una sociedad era imposible. Quiere decir que, la organización política no puede concebirse ni con un modelo natural, ni sobre un modelo racional.

El “mejor” gobierno, régimen, no podrá nunca imponer una evidencia, una convicción. En política, la mejor solución llegará solamente con una justificación razonable. Aunque, a veces, para convencer recurren a sus medios acostumbrados: la fuerza, el dinero y la persuasión.

Para terminar, el termino democracia deviene ambiguo, porque pensamos que es el poder del pueblo. Pero, tendríamos que comprender el significado de pueblo. Incluso, si la democracia es hoy en día, una exigencia, su término ha duplicado su significado moral, ético, el cual hace que un gobierno, régimen político que no califica, se pondrá en la mira del exterior y las consecuencias son nefastas en el aspecto socio económico para la mayoría de la población.

En suma, la ética busca la felicidad de una persona, mientras que la política buscara encontrar la felicidad de una sociedad.

Guillermo Silva

27/03/2018

 Inicio


Ir a Presentación   Artículos de opinión