LA POESÍA QUE TODOS LLEVAMOS DENTRO

 

Presentación    Comentarios literarios

 

Por Luis ALBITRES MENDO


La poesía que todos llevamos dentro y que solo los poetas saben cómo hacerla aflorar. No obstante, la poesía está ahí, al alcance de la mano y la vista. La poesía está en el interior de cada ser viviente. Es el alma de sus múltiples movimientos y vibra al unísono de su elán vital.

LA VIDA EN SU ESPLÉNDIDA MANIFESTACIÓN

Por eso, en todo momento la naturaleza es un muestrario reluciente, de colorido sentimiento poético. Las estaciones que van y vienen, mostrando facetas diferentes, las nubes en los extensos cielos, el mar y sus espectaculares connotaciones, con sus olas  y sus tormentas, los bosques ondulantes, las cascadas y los ríos, los bullentes arroyos, los peces y moluscos, los infinitos seres vivientes, es decir, la vida en su espléndida manifestación.

Las aves con sus alas desplegadas o en pleno movimiento, los pájaros y sus plumajes de intenso cromatismo, el misterio de las montañas, los nevados reflejando al sol, el firmamento y la luna en clara noche de estrellas.

Todo, absolutamente todo, cualesquier elemento que se mueve a nuestro alrededor y que abarque nuestra vista o nuestra mente, el universo entero,  está dotado de poesía. Y es realmente el poeta el que logra extraer ese elíxir, ese zumo, esa savia, esa exótica esencia llamada poesía.

En cada ser humano existe una potencialidad exquisita de expresar poesía. Cómo no considerar a los niños y su primigenia candidez, las mujeres y su adorable atractivo, un pescador y su convivencia con el mar y la inmensidad del océano, un agricultor y su entorno, amante de la lluvia, el cielo y la tierra.

En fin, todos los seres humanos llevan impresa en sus almas, la poesía esencial.

ESE PUERTO POÉTICO LLAMADO HUACHO

Huacho, puerto poético por antonomasia. En realidad, no hay nada más grato que reencontrarse con buenos amigos. Pero en este caso, Huacho, una ciudad privilegiada, por la presencia de magníficos cultores de las letras y la poesía en particular, la recuerdo por los estupendos momentos que pasé cuando estudiaba tercer año de secundaria.

Cómo no tener remembranzas del recordado Colegio San José de los Hermanos Maristas, en los años 61 y 62, donde me acogieron en dos inolvidables vacaciones de verano, los fascinantes paseos y las venturosas excursiones por la ciudad de Barranca, la Fortaleza de Paramonga y el apacible pueblo de Sayán.

Por su mar y sus playas, su gente y su campiña, Huacho siempre ha ejercido un magnetismo singular para todo aquel que ame los horizontes ilimitados, el azul del mar, el arrullo de sus olas y la libertad.

Huacho es un puerto tan romántico como su bahía y tan poético como sus playas El Paraíso o la albufera de Medio Mundo, además del valioso detalle histórico del balcón de Huaura, asociado implícita e indefectiblemente a la libertad de la patria.

En esta noche formidable, en nombre de todos mis paisanos poetas y escritores procedentes de la bella tierra cajamarquina, agradezco sobremanera la gentileza de todos los organizadores de este memorable evento, en las personas de mis entrañables amigos, los poetas Julio Solórzano Murga, Oscar Castillo Banda, Germán Rodas Vásquez y todos los demás.  Nuestras efusivas felicitaciones, sencillamente por concebir, por inventar esta magnífica oportunidad para leer poemas de nuestra inspiración.

EL VALOR DE LAS INICIATIVAS

Otra congratulación importante es por la asombrosa iniciativa de galardonar en vida a diferentes cultores de las letras. Esto merece elogiarse, pues en nuestro medio, la gente e instituciones, eran adictas a premiar post mortem.  Y el auténtico estímulo realmente debe darse en vida. De ese modo, promueven la continuidad en la creación literaria, estimulan la perseverancia en la pasión poética y, en breves palabras, coadyuvan a prolongar la vitalidad intelectual y artística de los galardonados.

Desde esta impresionante ciudad de Huacho, y desde hace varios años, la Sociedad de Escritores y Poetas de la Región Lima, viene dando magistral ejemplo a todo el PERÚ, DE INSPIRACIÓN, DECISIÓN Y EJECUCIÓN. Y esto constituye algo muy loable, por su trascendencia y su importancia medular.

AMAR LA POESÍA DESDE NIÑOS

Gracias a mis maestros, desde niño amé la poesía. Desde el jardín de infancia, transición y primer año de primaria aprendí, por sus enseñanzas, a declamar poemas de poetas excelsos, especialmente en fechas especiales. Estoy seguro que allí se inició mi pasión por la poesía.

Por eso, desde que vi el año pasado, en un Concurso de Declamación que llevó el nombre de la poeta Norka Bríos Ramos, me hicieron recordar que a través de estos magníficos eventos, los niños y los jóvenes se inician en el amor a las letras y la fascinación por la lectura.

Efusivas felicitaciones por ello y que continúen estos extraordinarios espacios donde brilla la poesía en labios de infantes, niños y jóvenes. En realidad constituye un Festival de la Poesía y como tal deben celebrarlo.

No sin antes advertirles, y esto va para maestros, padres de familia y autores de las bases del concurso, que no se preocupen tanto de la escenografía y coreografía. Eso distrae al concursante, ante pequeñas desubicaciones o desencuentros.

Escenografías y coreografías pertenecen al teatro, que es otro alucinante género de la literatura universal y ya que hay tanto entusiasmo de profesores, alumnos y padres de familia, por las parafernalias del teatro, bien podría aprovecharse esa inquietud y efervescencia para iniciar otro espacio, otro Concurso de Teatro Escolar.

El teatro, otra magnética faceta de la literatura que ha fascinado al hombre desde sus inicios y que viene asombrando a la humanidad desde la representación de las tragedias griegas, con seguridad es otro arte que forma a niños y jóvenes con gran relevancia. La población de Huacho y ciudades aledañas están demostrando que están listos para llevar a cabo un Concurso de Teatro Escolar, con los debidos auspicios por supuesto, y paralelamente o en fechas diferentes del Concurso de Declamación.

La declamación, en cambio, debe enfatizar en que el niño o los niños, si se trata de una declamación colectiva, interioricen el mensaje, se identifiquen con el poeta autor y lancen al público sus fuegos interiores, con gloria, intensidad, sentimiento preclaro y con toda el alma, de tal modo que impacten y contagien a sus oyentes.

Finalizo estas palabras elogiando ese ambiente favorable para la poesía, ese culto a sus poetas, el entusiasmo de los colegios y profesores, la dedicación de los niños y jóvenes y el indeclinable y decidido apoyo de los padres de familia.  Y esto se debe en gran parte al trabajo tesonero de los directivos y past presidentes de la Sociedad de Poetas y Escritores de la Región Lima. Un fuerte aplauso para ellos.

Muchas Gracias.

Cajamarca, 25 de mayo de 2016. 

Inicio


Presentación    Comentarios literarios