Matrimonio, Amor y Trabajo

 

Presentación    Comentarios y Reflexiones

 

Por: Guillermo Silva

La forma tradicional del matrimonio es la unión entre una mujer y un hombre, con la finalidad de constituir una familia, el cual contribuye a definir la estructura de una sociedad, al crear lazos de parentesco entre personas no cercanas y con una forma jurídica que implica reconocimiento y una serie de deberes y derechos conyugales que varían en función del ordenamiento jurídico de cada país. Cabe mencionar que, durante el Incanato, existió el “servinakuy”, que constituye una forma de matrimonio a prueba.

El amor, es un concepto relativo a la afinidad entre personas, relacionado con el afecto, el interés, la compasión y el apego, dando como consecuencia una serie de actividades y emociones. Ese sentimiento, tiene como base la atracción y la admiración de una persona hacia otra. Es el corazón el símbolo que relacionamos con el amor. Por el amor, conocemos, el altruismo y también el egoísmo. Entonces, pensamos que el amor y el matrimonio, nacen de las mismas causas, donde lo primordial es desarrollar el conocimiento y sobre todo el respeto entre ambos.

Actualmente, es el trabajo el que va a estabilizar o desestabilizar a los matrimonios. La posición de la mujer, con su emancipación, ven en el trabajo un medio permanente de vida. Además, es la actividad laboral la que nos da las características de una sociedad, de su cultura y de la forma de vida de sus habitantes.

Esto es en sí, una visión particular del matrimonio, del amor y del trabajo, que de una manera muy sintética quise relacionarlos, después de haber leído el artículo de Socorro Barrantes: Para de sufrir corazón. Ella describe “…cuando el amor, rompe el delgado hilo de la felicidad, que naciera un día, asegurando ser para toda la vida. Más ese hilo se rompe en cualquier rato…”.

Quisiera dedicarlo a todas las esposas para que tengan un “hilo de pescar” y tratar de mantener la felicidad que falta en el mundo actual, en la mayoría de familias. Y para terminar declararle a Isabelle que, mi amor siempre estará presente y que ese hilo no se romperá. Un aniversario más, el 20 de septiembre.

Guillermo Silva

16/09/2016

Inicio


Presentación    Comentarios y Reflexiones