Univisión. Febrero 21 de 2009

CÓMO AHORRAR $10.000 EN UN AÑO?

Publicado por MSN Money en enero del 2009 / Autora: Liz Pulliam Weston

Si lo que estabas esperando era una lista con pequeños ajustes para ahorrar $10.000 al año, lo siento.

La realidad es que $10.000 es mucho dinero. Y para ahorrar dinero, deberás emprenderla contra los rubros que más gastos ocasionan: vivienda, transporte, alimentación.

Muchos dan vueltas sin atacar estos gastos básicos, observa Vicki Robin, fundadora de un movimiento que promueve la vida simple y coautora de un libro que hizo época en 1992 cuando se publicó: "Your Money or Your Life" recientemente reeditado.

Aun quienes dan rodeos buscando alternativas, terminan aceptando que es posible reducir gastos radicalmente. Los estudios realizados con aquellos que encararon los nueve pasos del programa que propone "Your money or Your Life" —libro que enseña a las personas a lograr su independencia económica reordenando las prioridades de sus gastos— muestran que los participantes lograron recortar sus gastos un 25% promedio, comenta Robin.

Estos son algunos de los senderos que han recorrido para reducir el costo de sus vidas. Quizás puedas inspirarte.

Ingresos medios antes de impuestos: $63.901

Tamaño familiar medio: 2,5

Número medio de autos por hogar: 1,9

Ahorra en vivienda

En promedio, un tercio del dinero que gastan los estadounidenses está destinado a la vivienda. Recortar esta factura puede producir buenos ahorros. Algunas ideas:

Alquila más barato

Donna Freedman, del blog Smart Spending, logró una reducción de su renta a cambio de administrar un pequeño complejo de apartamentos. Otras personas viven una temporada en una casa de baja renta y en otra se emplean cuidando casas desocupadas.

Patricia Walker de 64 años, obtiene entre $5 y $12 al día por cuidar una casa en Ajijic, la meca mexicana de los jubilados. Esto le resulta más que suficiente para pagar una renta de $160 al mes por una pequeña casita en la que vive entre empleos temporarios.

"En esta región hay muchos ricos, americanos y canadienses. Ellos no quieren dejar sus casas solas cuando viajan", dice Walker, una californiana que relata en su blog su vida actual en México. "En este momento me están pagando por vivir en una mansión, con mucama tres días por semana, jardinero y todo a cargo de ellos".

Walker consigue trabajar cuidando casas por recomendaciones de boca en boca. Quienes deseen obtener empleos de largo plazo cuidando casas, pueden suscribirse a The Caretaker Gazette por $29.95 al año.

Múdate

Una mudanza a una casa más pequeña o a una zona menos cara puede mejorar extraordinariamente tu situación financiera. Anne Crawford, de 49 años, vendió su casa al norte de California luego de vivir allí dos décadas y pagó $93.000 en efectivo por una casa pequeña en su pueblo natal en Omaha, Nebraska. La mudanza la liberó de una hipoteca y le permitió cancelar otras deudas y fortalecer sus ahorros.

Comparte

Aunque te consideres algo grande para compartir habitación, piensa que mucha gente reconoce que el ahorro logrado compensa con creces la pérdida de privacidad. Durante años, Robin y un grupo compartieron una gran casa en Seattle que servía también como oficina central de la New Road Map Foundation.

Recientemente, una familia cercana a Robin decidió ofrecerle una habitación de su casa a una persona que asumiría el cuidado tiempo parcial de un niño y del césped. Este acuerdo permitió a la familia transformar un espacio sin uso en un generador de ahorros para el presupuesto familiar.

El último estudio sobre gastos de los consumidores realizado por el gobierno federal indica que cada hogar gasta en promedio $8.758 al año para mantener dos autos. Hasta incluso puedes estar gastando más teniendo un solo auto, si es que vives en una región con costos de seguro más altos. La firma Runzheimer International, dedicada a la investigación de mercado, estimó que los gastos por mantener un sedán mediano 2009 varían entre $8.764 y $13.200 por año, según la región.

Está claro: si no posees auto o posees solo uno te ahorrarás un dineral, siempre que puedas desprenderte de él. Algunas alternativas:

Comparte tu auto

Si vives en una región atendida por Zipcar, un servicio de autos compartidos, puedes, pagando una suma anual y cargos por hora, tener acceso a una cantidad de vehículos estacionados a tus alrededores. Si vives en otras áreas, puede tener sentido rentar ocasionalmente y utilizar el transporte público el resto del tiempo.

Organiza viajes compartidos

Si necesitas tener auto, intenta convertirlo en un factor productivo más que en un factor de gastos, tal como lo presenta Robin. Esto es, utilízalo para hacer dinero o al menos para recuperar algunos de tus gastos, compartiendo viajes.

"El aporte por gasolina que recibas de quienes transportes excederá, seguramente, tu factura de gasolina", acota Robin.

Alarga la vida útil de tu auto

A lo largo de tu vida adulta podrías ahorrar más de un cuarto de millón de dólares, simplemente conservando el mismo auto durante diez años en lugar de cinco. Puedes ahorrar aun más si compras autos usados.

Come con menos dinero

Puedes recortar fuertemente tus gastos de alimentación fuera de control comiendo menos fuera de casa y cocinando más. Combinando cupones de descuento y compras semanales puedes ahorrar un 25% o más.

Ser vegetarianos, tal como lo son los residentes de Oregon, Sandy Aldridge y Dale Lugenbehl, puede hacerte ahorrar mucho dinero también: la carne está bastante cara.

Aldridge y Lugenbehl están un paso adelante pues cultivan la mayoría de los alimentos que comen. En lugar de gastar $500 por mes en comida o más —el promedio para hogares con dos personas— la pareja destina "menos de $30 por mes, a veces mucho menos" dice Aldridge.

Aldridge reconoce que cuidar una huerta y procesar sus productos da mucho trabajo, pero prefiere esto a tener que estar yendo y viniendo a una tienda de alimentos. La pareja, de hecho, no cultiva su huerta solo por motivos económicos sino como forma de aliviar el impacto ambiental que producen.

"Como cultivamos verduras orgánicamente, no utilizamos pesticidas químicos ni fertilizantes. Además así se ahorran costos de transporte", hace notar Aldrigde. "No encontrarás nada más bio-regional que recolectar productos de tu propia huerta".

Lo que no cultivan, lo compran a granel: bultos de 25 a 50 libras con granos y porotos, sacos de 5 libras con frutos secos", dice Aldridge. "El embalaje, en mayor parte orgánico, lo utilizamos para abonar el suelo".

OK, vamos por los ajustes finos

¿No te inspiraste todavía? Considera entonces estas 10 maneras que tienes de ahorrar al menos $1.000 al año:

1. Suma $ 4.000 a tu plan de retiro

Si abonas impuestos federales en las banda del 25%, reducirás tu cuenta en $1.000 al menos (ahorrarás más si pagas también impuestos a las rentas estatales o de la ciudad).

2. Aporta a una cuenta de gastos flexibles

Tu lugar de empleo posiblemente ofrezca estas cuentas que permiten reservar dinero antes de impuestos para aplicarlo al pago de gastos médicos o de cuidados infantiles. Este aporte no solo está exceptuado del impuesto a las rentas (que a nivel federal varía entre un 15% y un 35%) sino que tampoco debes pagar seguro social ni impuesto de Medicare, por lo que ahorrarás un 7,2% adicional. En la banda impositiva del 25%, para llegar a ahorrar $1.000 en impuestos debes aportar $3.105. Recuerda que debes usar el dinero durante el año de vigencia del plan, caso contrario perderás todo lo que dejes en la cuenta.

3. Deja de fumar

Deja de fumar: a razón de una cajetilla de $4 por día, ahorrarás $1.500.

4. Únete al siglo 21

Los de veintipico la tienen clara: si tienes una conexión a Internet de banda ancha no necesitas suscripción a un servicio de TV por cable ni una línea de telefonía fija. Muchos programas de TV son gratuitos, algunos los puedes ver desde los sitios de las cadenas como CBS.com, o a través de MSN TV o Hulu.com. Hay muchas formas de hacer llamadas telefónicas baratas: Skype, Vonage y MagicJack cuestan $ 40 al año. $84 por mes por tu servicio de TV y telefonía hacen, a fin de año, un ahorro de $1.000 si te das de baja.

5. Sé tu propia manicura

Aun la más económica de las manicuras (o pedicuras) te llevará $20 por semana más propinas.

6. Toma agua del grifo

Las alternativas no son gratuitas. Si bebes una botella de refresco ($1,25 cada una) y tu consumo semanal incluye un café con leche ($4), una bebida alcohólica ($6) y un caja de agua embotellada ($5), podrás ahorrar más de $1.200 bebiendo simplemente agua del grifo, aun considerando los $30 del filtro.

7. Deja de manejar como un loco

Si manejas respetando las velocidades máximas, evitando maniobras bruscas, aceleraciones y frenazos, podrás mejorar el consumo de gasolina un 42% promedio según Edmunds.com. Esto representa para quien conduce al año 20.000 millas, recorre 20 millas con un galón y paga un promedio de $2,50 el galón, un ahorro de más de $1.000.

8. Salda tus tarjetas de crédito

Si arrastras un saldo de $10.000, probablemente estés pagando al menos $1.000 en intereses innecesarios (suponiendo una tasa de interés promedio del 11%).

9. Reconsidera tus salidas nocturnas

Cenar ($40 y más también) e ir al cine ($14 por dos entradas) una vez por semana te cuesta $2.800 al año. Si pagas una niñera, agregarás $2.000 a la cuenta, dólares más, dólares menos. Puedes recortar este gasto a la mitad saliendo una vez cada dos semanas. Otra forma de ahorrar: ponte de acuerdo con otra familia y cuídense los niños entre sí.

10. Recorta tus gastos en ropa a la mitad

Un hogar promedio gastó, durante 2007, $1.881 en vestirse. La cuenta de una familia con cuatro integrantes trepó a $2.859. Parte de ese gasto fue, seguramente, necesario: reemplazo de zapatos que quedaron chicos o de jeans desgastados. Pero si tu vestidor está todavía repleto y sigues agregando cosas, deberías llamarte a sosiego y dejar de comprar ropa por un tiempo.

Regresar